Jengibre

El jengibre en la cocina asiática

El jengibre es un alimento muy utilizado en la comida asiática. Las culturas orientales, como la japonesa y la china, se dedican con gran pasión a la comida. Y uno de los ingredientes y que forma parte integral de la cocina asiática es el jengibre. El sabor único del jengibre fresco se utiliza en todo tipo de platos, desde guisos hasta salteados. En este artículo hablaremos de jengibre, cocina y cultura.

Qué es el jengibre

El jengibre es una planta que, según dicen los expertos, probablemente sea originaria del sudeste asiático. Sin duda, los chinos conocían el jengibre desde la antigüedad. No obstante, a pesar de su importante papel en la cocina china y japonesa, no es exclusiva de Asia.

Como especie, las flores de sus parientes silvestres, parecidas a linternas, alegran los bosques húmedos de los trópicos del sudeste asiático. Desde el punto de vista botánico, pertenece a la amplia familia de las Zingiberales, a la que también pertenecen el cardamomo, el galangal, la cúrcuma y otras especies culinarias conocidas. Incluso los plátanos y las bananas son parientes lejanos del jengibre. El jengibre también tiene un primo botánico llamado myōga con capullos florales suaves de color púrpura y sabor suave que se utilizan en la cocina. Los capullos pueden asarse en brochetas o cortarse en rodajas finas y servirse como guarnición aromática en las comidas.

Historia del jengibre

El jengibre tiene una de las historias más largas en el cultivo humano. El jengibre contribuye a la dieta de varias culturas antiguas. Mientras que la historia del sushi se remonta a más de un milenio, el cultivo y el uso del jengibre son aún más antiguos. Los hallazgos arqueológicos de los asentamientos de los primeros habitantes de la India y China indican que cultivaban y utilizaban el jengibre hace ya 7.000 años. Los primeros registros escritos sobre el jengibre aparecen en China hace unos dos milenios y medio.

La dieta egipcia incluía el jengibre, y lo mismo puede decirse de los romanos. Marco Polo menciona el jengibre al escribir sobre la riqueza de las especias que encontró durante sus viajes por la famosa ruta de la seda de China. Y nada menos que a la reina Isabel I se le atribuye la invención del hombre de jengibre.

El jengibre en la medicina tradicional china

Los herbolarios chinos están convencidos desde hace tiempo de que el jengibre tiene propiedades medicinales. Los preparados de hierbas que contienen jengibre junto con otros ingredientes se han utilizado para tratar desde los síntomas de muchas patologías. Y el té de jengibre se prescribe a menudo como ayuda digestiva.2 Pero tanto si eres un fan de los remedios herbales como si no, es un hecho que dicha planta es buena para la salud ya que está cargado de vitamina C,

Se dice que estos primeros textos en donde aparece el jengibre fueron escritos por Shennong, el “granjero divino”, reconocido como el padre de la medicina tradicional china. Es el autor del legendario Shennong Bencao Jing, el primer libro sobre medicina herbaria en China. En él, el jengibre destaca por sus propiedades curativas, una hierba fortalecedora capaz de mantener la salud y el bienestar.

El jengibre en la cocina japonesa

No muchos adivinarían que esta raíz nudosa y aromática tuvo que cruzar continentes y recibir la ayuda de los monjes para convertirse en una parte tan indispensable del paisaje gastronómico japonés.

Una suave colina rosada de jengibre encurtido, a menudo anidada junto a una hoja de plástico verde, es tan característica de la cocina tradicional japonesa como lo son las pequeñas almohadillas de arroz cubiertas de marisco a las que acompaña: el sushi.

Tanto la raíz madura de jengibre shōga, de piel marrón, como la tierna raíz joven shin-shōga, de piel rosada, son habituales en la cocina japonesa, picada y rallada en una gran variedad de adobos y platos. El jengibre también es un ingrediente importante en muchos tipos de tsukemono (encurtidos japoneses), desde el gari de jengibre rosa encurtido en vinagre que se come para limpiar el paladar entre diferentes tipos de sushi, hasta el beni shōga, un encurtido de jengibre de color rojo brillante que suele ir encima de platos cotidianos.

El jengibre en la cocina china

El jengibre es un ingrediente habitual en la cocina cantonesa, que se caracteriza por un sutil aderezo y un ligero toque de salsas. Los cocineros de Szechuan también utilizan el jengibre con profusión, y muchos platos contienen jengibre. La sopa agridulce, originaria de Szechuan, es un ejemplo. No obstante, el jengibre puede encontrarse en platos de toda China. Y, por supuesto, también se utilizan para aromatizar el aceite en los salteados.

El jengibre se presenta en muchas formas: fresco, molido, en conserva y encurtido. Aunque el jengibre seco molido se utiliza en algunos platos, no suele sustituir al jengibre fresco. En cualquier caso, no dudes en contactar con nosotros para solicitar tus exquisitos platos de cocina oriental a domicilio.

 

Ir arriba
Cart
  • No products in the cart.