Origen del pato Pekín

Uno de los platos más característicos de la comida china es el pato Pekín. Es un plato que tiene una preparación en donde nada se trata a la ligera. De hecho, es considerado por los mismos chinos como “el primer plato que bajo del cielo”.

Seguramente te preguntarás como este inusual animal pudo ser tenido en cuenta a para preparar todos los platos que ofrece la cocina china. Y seguro que también te planteas cómo llegó el pato Pekín hasta Valencia para que puedas disfrutarlo. Aquí te contaremos su origen.

Orígenes del Pato Pekin

Las primeras referencias que se tienen sobre el pato como alimento se remontan a la época de Mesopotamia. Se tiene conocimiento de ello gracias a la traducción de unas tablas de La Colección de Babilonia. Sin embargo, desde esos tiempos remotos se sabe que los patos comunes no servían como buen animal de corral por lo difícil de alimentarlos e incluso de resguardar.

Los romanos especialmente, detestaban sobremanera la crianza de patos, ya que se hacía demasiado agotador el tratar de engordarlos. Incluso, ponían a este animal por debajo de los pollos y las ocas en su escala de preferencias.

Pero con el paso de los años, se percataron de que la carne del pato tiene muchas propiedades y poco a poco se introduce en la cocina hacia el siglo XX. No obstante, los chinos, ya llevaban siglos preparando grandes platos con una especie muy especial: el Pato Pekín.

El Pato Pekín es una especie que es más dócil, fácil de manejar, con buena textura en su carne y que es fácil de engordar. Por ello los chinos lo tienen incluido en su menú desde hace siglos.

La llegada del Pato de Pekín a Occidente

A finales del siglo XIX, en Nueva York hubo una conferencia sobre ganado de diversas partes del mundo. En ella se presentó al pato Shin-chin-ya-tze que no es otro que el pato Pekín, uno de los patos más comunes de China. Los criadores empezaron a estudiar lo fácil que es criar y alimentar esta especie, por lo que comienzan a traerlos a los Estados Unidos y posteriormente a Europa.

Con el paso del tiempo, tanto los estadounidenses como los alemanes prueban a hacer cruces entre diversas especies. En el caso de Estados Unidos, logran cruzar el pato Pekín con el pato Aylesbury, dando como resultado el pato Pekín americano.

Justamente esta es la especie más demandada actualmente debido a que tiene más carne y se preparada de mejor. Por ello, los chinos también hacen sus cruces de especies y procuran conseguir la morfología del Pato Pekín americano.

Pato Pekín en Valencia

En Valencia puedes encontrar un buen plato de pato Pekín en el restaurante Dragón Imperial, el cual te ofrece un menú bastante completo con diversas variedades de este tipo de carne. Siempre escogen la mejor materia prima para cocinar el mejor pato Pekín de Valencia.

Podrás degustar el mejor pato Pekín de Valencia a domicilio desde Dragón Imperial, una vez que lo solicites vía online para que te lo lleven a tu casa u oficina. Incluso, si lo deseas, puedes pedirlo, y pasar a buscar más tarde. Seguramente volverás a repetir.

Además de que puedes comer el mejor pato Pekín de Valencia, en Dragón Imperial podrás comer diversos platos preparados con esta deliciosa carne. Entre ellos se encuentran los tallarines fritos con pato, que llevan unos tallarines de excelente calidad, impregnados de la mejor sazón y tradición china.

Apartando el pato Pekín, también hay otras variedades de esta carne como el pato laqueado, el pato con zumo de naranja y el pato estilo Shangai. En definitiva, no puedes esperar a comer el pato Pekín de Valencia que sólo te ofrece Dragón Oriental.